Ribadeo


En un conjunto de acantilados excepcional que supera la belleza habitual de las playas del norte de Galicia. Se encuentra la Playa de las Catedrales


Se sitúa entre Foz y Ribadeo, en Lugo, muy cerca de la frontera con Asturias que hace la ría del Eo.


Para poder bajar a la orilla de la playa y recorrer las Catedrales y los acantilados, tenemos que esperar a cuando la marea está baja


Esto sucede 2 veces al día y cambia de un día para otro, así que hay que consultar previamente la tabla de mareas


Se le llama así por el conjunto de acantilados, algunos con más de 32 metros de altura, que esculpidos por el viento y el mar, forman unos arcos y bóvedas espectaculares dejando un paisaje maravilloso


Aunque no solo hay que ver la espectacularidad, también, ver manar agua sobre la roca y los contrastes cromáticos del musgo sobre la pizarra


Hay que recorrerla de un lado a otro para ver las grietas, socavones y galerías de rocas que se han ido formando con la erosión del agua.


Durante el recorrido de los 1500 metros de arena fina vemos una sucesión inenterrumpida de bellísimos rincones


No solo visitantes curiosos y admirados, estas cuevas están concurridas por mejillones, algas o percebes


Esto que ahora la naturaleza nos regala a la vista en unas horas estará sumergido, a merced del mar y las huellas humanas pasaran a ser habitat de cangrejos


La naturaleza nos muestra lo mejor de sí, un paisaje de gran monumentalidad fruto del trabajo del mar contra las rocas de la costa


Laberintos y grutas que forman los acantilados de As Catedrais,


La belleza de este fantástico lugar conformado por las fuerzas de las olas


Está considerada como una de las playas más espectaculares del mundo.


La quietud de la bajamar nos hace difícil imaginar la energía empleada por el oleaje para conformar estas formas rocosas 


Rocas con preponderancia de minerales laminares que favorecen su división en capas delgadas, magnifican esta grandiosidad


Una verdadera gozada recorrer estos laberintos


La espectacularidad de sus formaciones rocosas, que recuerdan arcos góticos y pórticos; que empequeñecen a los visitantes que pasean entre ellos


Y que forman cuevas de gran altura debido al efecto de la erosión marina sobre sus acantilados de pizarra y esquisto.


Lugar de interés comunitario de la Red Europea Natura 2000


Dependiendo de la hora del día y lo bajo o alto que esté el sol, veremos como cambian los colores y las formas tan especiales, típicas de la costa gallega del mar Cantábrico


Y las rocas toman toda la gama del espectro cromático


Dando lugar a imágenes imposibles de olvidar


Recorriendo los acantilados por arriba hay miradores desde donde podemos observar las magníficas vistas de la costa de esta Mariña Lucense.


En la pleamar la subida del agua nos ocultará totalmente la playa, dando paso a una costa de acantilados sobre el mismo mar


Y aunque se cambia la perspectiva, no se pierde el encanto


La situación estratégica de Ribadeo en el margen occidental de la ria de Eo, ha hecho que su desarrollo estuviera enfocado al Cantábrico. No por casualidad tiene tres puertos, el deportivo el pesquero y el comercial


El puente de Los Santos. El viaducto sobre el Eo, supuso un hito en las comunicaciones astur-gallegas y transformó estas comarcas fronterizas


Una de las playas de la ría, que rodean Ribadeo


"O Cargadeiro". El Parque temático y mirador del Cargadero dispone de un área recreativa sobre la playa. Debe su nombre a la estructura metálica que hace años servía para cargar en barcos el mineral de Vilaodrid. Su mirador en voladizo es uno los más impresionantes de toda la ría.


Fuerte de San Damián. Fuerte situado en la boca de la ría, a pocos metros de O Cargadeiro, para la defensa de esta y de sus poblaciones. Está documentado en 1624, aunque se sabe que anteriormente había existido en el lugar una torre denominada A Torre Nova


Isla Pancha y el faro. Comenzó a funcionar en 1859, en los primeros años los fareros tenían que cruzar en barca o colgados de un cable hasta que se hizo un puente de madera, posteriormente se construyó el de hormigón 


Aduana Vieja. monumental edificio de 1726 con un gran escudo adornando su fachada. La instalación de este puesto de aduana se vincula estrechamente con el desarrollo de Ribadeo


Torre de Los Moreno. A finales del siglo XIX, de Ribadeo salen emigrantes hacia América a hacer fortuna. Unos de los que la consiguieron fueron los hermanos Moreno que, a su vuelta a principios del XX, construyen esta torre de estilo modernista, símbolo de Ribadeo, que destaca por su cúpula y tejado de cerámica.


Casa Consistorial o Pazo de Ibáñez. Fue la residencia del marqués de Sargadelos y en la actualidad, es el ayuntamiento, de estilo neoclásico, de finales del siglo XVIII . Se compone de un soportal con balconada isabelina y cuatro balcones de frontones triangulares


La iglesia parroquial de Santa María do Campo


Convento de Santa Clara. Edificio de planta de cuatro ángulos con un gran claustro en el centro. Sobre la puerta de entrada hay una inscripción que dice "Haec est domus paupertatis" (esta es la casa de la pobreza), palabras que mandó poner Santa Clara


En el interior se conserva una interesante colección de imágenes de origen medieval


Mirador La Atalaya. Este mirador fue un punto de defensa para la villa, como lo demuestran los cañones, además la Capilla da Atalaya es el templo más antiguo de Ribadeo, fue reconstruido durante la repoblación que Fernando II hizo en 1182. Sólo se conserva la puerta principal gótica


La casa torre conocida como Cuartel Viejo, fue en realidad una residencia señorial de 1701


Auténticas villas urbanas, construidas por los indianos acomodados a finales del s. XIX, presentan colores vivos y elegantes...


Decoraciones, juegos de simetrías y formas elegantes que nos hablan de un nuevo estilo de vida, sofisticado y cosmopolita


En la orilla oriental de la ría se sitúa Castropol, ya de Asturias  


Rinlo. La parroquia de Rinlo es un núcleo marinero del ayuntamiento de Ribadeo, que se dice que fue creado por los pescadores de ballenas allá por el año 1900. Pequeño y tranquilo, de poco más de 150 habitantes, un lugar muy pintoresco, digno de ver


Junto con Ribadeo es el único puerto histórico y tiene fama entre otras cosas por la calidad de su marisco. Ya en 1901 se obtuvo la autorización para la construcción de la 1ª cetaria, a la que posteriormente siguieron otras dos, dedicadas a la langosta y el centollo


Conserva su encanto típico con calles estrechas y viviendas de marineros, con casas y huertas salpicadas de hórreos. Iglesia de San Pedro en Rinlo


4 comentarios:

  1. Ultimamente veo muchas imágenes esta hermosa playa de las catedrales.. Es como si se hubiera puesto d moda.. En general preciosas fotos...

    ResponderEliminar
  2. Un sitio realmente precioso y digno de ser visitado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Excelente reportaje de la playa de las Catedrales. Yo pude visitarla este verano, pero había demasiada gente y no pudimos estar más que un rato en la playa porque estaba subiendo la marea. Me habría encantado disfrutarla y retratarla más.

    Un saludo.
    lafotografiadedaniellopez

    ResponderEliminar

  4. Impresionante reportaje. Todo. El conjunto.
    La Playa de las Catedrales es una maravilla. lo ideal, marea baja, de alto coeficiente, y poniéndose el sol. Claro, demasiadas casualidades para tener la suerte de que coincidan. Y además, que no haya gente...
    El resto de tus formidables fotos, para resaltar la belleza de esa costa.

    · Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar