Almonaster la Real

Almonaster la Real, Pueblo de Huelva en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios más bellos de la provincia



Declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1972, cuenta con importantes hitos patrimoniales, como su mezquita del s. X, única de estas características conservada en el medio rural



Este privilegiado enclave ha sido habitado desde hace más de 3000 años a.C.. Los restos hallados demuestran, que aquí han habitado todas las culturas que han pasado por España



Pero el primer testimonio escrito de la existencia de Almonaster, corresponde al geógrafo musulmán Abu Ubaid al Bakri, en el 822 : “… el iqlin de al – Munastyr y los demás de la Kora de Isbilya recaudaron más de 35.000 dinares de la gibaya…



Su casco urbano, declarado B I C, es un claro ejemplo de la arquitectura de la zona, un núcleo recogido, limpio y cuidado que se ubica al pie de su castillo y de la Iglesia-Mezquita



Este lugar ha sabido atesorar cultura y tipismo en sus calles y servir de mezcolanza de culturas



 Iglesia de San Martín de estilo gótico-mudéjar de principios del s. XIV



La Portada es una magnífica muestra del estilo manuelino portugués, característico de las iglesias rurales del Alentejo



Calle de La Torre



Plaza del Llano



Calle Perulero



Casa palacio D. Miguel Tenorio de Castilla, s. XIX



Ayuntamiento. Almonaster conserva un rico y variado catálogo de edificios, constituyéndose en uno de los conjuntos urbanos de mayor interés de la Comarca



Capilla de la Santísima Trinidad, pequeño edificio barroco, de finales del s.  XVIII, situado en la plaza del Ayuntamiento



Las calles, todas limpias, con un empedrado característico y en rampa



Contribuyen a dar una imagen personal, complementada con las blancas fachadas



Y arte para decorar sus fuentes. "Hasta aquí has llegado curioso viajero, suspende la fatiga del camino y disfruta de estas aguas que solo ante ti se muestran ellas, como tu, parecen ignorar su pasajera esencia; por eso, olvídate de todo y déjate alcanzar por su hondo escalofrío"



"Fuentes de la sierra, seductoras, enamoradizas, laboriosas, desprendidas, a vueltas con el verdín de los caminos y el aguijón de las zarzas, fuentes donde aún palpita el gorrión y se esconde el liz de las fábulas y el humo de la libélula"



Humilladero del Señor o del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, s. XVII, cuya imagen cumplía el papel de Cristo del Buen Viaje, se sitúa a la salida de la población



Un bonito pueblo alrededor del montículo que alberga la "joya de la corona" de Almonaster: 
La Mezquita de Al – Munastyr



Emplazada en lo más alto del cerro que corona el Castillo. Esta "iglesia antigua de moros", denominación que figura en un documento de 1.583 conservado en el Archivo General de Simancas, se erigió durante el reinado de Abd al-Rahman III



Por los restos reutilizados en su construcción cabe pensar que, que en época romana, existió un edificio monumental que posteriormente fue transformado en iglesia visigodo - cristiana, subsistiendo con carácter monacal hasta la invasión musulmana



Siguiendo los cánones de la época califal, la Mezquita presenta dos espacios claramente definidos: el shan, o patio abierto para las abluciones y el liwan, sala de oración cubierta



Numerosas columnas y capiteles romanos de los ss. I y II, así como interesantísimos vestigios visigodos del s. V al VII son mudos testigos de este reaprovechamiento



La mezquita levantada a finales del s. IX, fue totalmente de nueva planta, sin aprovechar parte alguna del edificio pre-islámico, salvo los restos decorativos ya reseñados. Esta fecha la justifica por el arcaísmo del mihrab



El empleo de materiales romanos y visigodos, el aparejo de ladrillo y la mampostería como recurso decorativo de gusto arcaico, el nicho de oración circular, el alminar con machón central, son indicios de la antigüedad de este singular edificio. Arquitectónicamente se relaciona con las obras más antiguas del Islam Occidental, del Norte de África y de Al Ándalus



Es un testimonio excepcional de las primeras obras islámicas de España. Conserva el carácter, tan difícil de encontrar, de una mezquita de ciudad pequeña, sobria, recogida y dotada de la sutil elegancia del periodo omeya, cuyo arte unió herencia clásica e influencia oriental



En el s. XVI se realizó el campanario y se labró la sacristía y el porche, además de añadir ciertos detalles decorativos como los azulejos que adornan el escalón de entrada al presbiterio



Obras posteriores, ya en el s. XVIII, son la transformación del remate de la torre, la construcción del "cuarto de los moros" y la decoración de la cúpula del ábside



Ni los avatares del paso del tiempo, ni los propios ataques de la naturaleza han podido con este singular monumento. Cada época impuso su sello y de cada época nos queda el recuerdo patente en sus viejas piedras perviviendo en nuestros días como un auténtico crisol de culturas



Vista del pueblo desde el cerro del castillo



Castillo. En el s. IX, Al Munastyr era la población más importante de la comarca, cabecera de una circunscripción militar y fiscal. Estaba rodeada y protegida de una cerca murada, en cuyo interior se encontraba la medina



En 1.479, con la firma del Tratado de Alcacovas, el interés defensivo de la fortaleza decreció y el Arzobispado hispalense dejó de prestar atención a su conservación y mantenimiento



Ya en el s. XIX, se aprovecharían materiales de su cerca para construir sobre el antiguo patio de armas una Plaza de Toros




Actualmente, presenta el recinto amurallado es un polígono irregular, de unas 80 áreas de superficie y 313 m. de perímetro, articulado por lienzos de muralla con torres de planta rectangular y circular en las esquinas



Su fábrica revela varias etapas constructivas: la más antigua puede remontarse a la época califal y sus lienzos son de mampostería reforzada con sillares romanos en las esquinas



También pueden observarse intervenciones importantes de época almohade en los sectores de tapial de tierra roja; finalmente, aparece una mampostería de época medieval cristiana



La plaza de toros, cada vez menos usada, es una rareza, al estar construida con material de la muralla, sobre la estructura del antiguo patio de armas del castillo, junto a la Mezquita



Puente de La Tenería, puente medieval de antigua fábrica romana por el que transcurre uno de los ramales de la romana Vía Julia



A través de él, se accede a las antiguas tenerías o fabricas de curtidos de piel, interesante complejo de época preindustrial



El pueblo sumergido entre grandes masas forestales desde el bosque galería formado por chopos, fresnos, sauces y alisos en la zona sur ...



... Mientras que en la zona norte, predominan las dehesas de encinas y alcornoques



Lactarius deliciosus, níscalo​ o robellón. Si te gustan las setas estás en el lugar apropiado



Uncastillo

Uncastillo, municipio de la provincia de Zaragoza, un espacio único y en muchos casos, totalmente desconocido, que deslumbra al visitante por su riqueza natural y monumental



Uncastillo es una de las localidades que junto a Ejea de los Caballeros, Sádaba, Sos del Rey Católico y Tauste forman la comarca Histórica de las Cinco Villas



Su estructura urbana se apiña alrededor del castillo que alzado sobre la peña Ayllón, es la imagen emblemática de la localidad



Esta Fortaleza, también llamada el castillo de la Peña de Ayllón o Unum Castrum, es una fortificación medieval y su construcción data entre los ss. XI y XIII



En él se sitúan dos torres, una en cada lado, la torre del Homenaje (izquierda) alberga el museo de la Torre y la torre de Vigía (derecha) aún alberga parte de un palacete gótico del s. XIV. Ambas están unidas por muros levantados en los bordes de la propia peña



Está asentado sobre un montículo rocoso desde donde domina todo el paisaje. Sobre una peña de laderas muy escarpadas en cuyo alrededor se apiña el caserío, entre los cauces de los ríos Riguel y Cadenas, que hacían la función de fosos



Varios de los accesos a la zona alta permanecen como en la edad media



Propiciando bellos y bucólicos rincones



Las viviendas se alinean en las calles a modo de largas hileras, algunas poco profundas, adaptándose a las curvas de nivel



Otras sinuosas y estrechas, siguiendo la curvatura del cerro



Pero todas las viviendas expresan su nivel social, arcos de medio punto en piedra caracterizaba a las élites como mercaderes, financieros, médicos, etc, y dinteles de madera las clases más modestas como zapateros, tejedores, curtidores, etc.



Y todas ellas en buenos sillares y algunas de ellos con heridas del tiempo que dan autenticidad al viaje al pasado



En el s. XII, Uncastillo tuvo un profundo desarrollo urbanístico cuya estructura apenas ha sido modificada



Desde entonces conserva todo su sabor medieval



Iglesia de San Martín de Tours, una iglesia románica del s. XII que armoniza los dos momentos constructivos más brillantes de Uncastillo



Primitivamente San Martín de Tours fue un templo románico del s. XII, de una nave ábside semicircular, cubierto con cañón apuntado



El segundo momento de brillantez es cuando la iglesia románica fue reformada en el s. XVI. La nave central fue elevada y añadidos nuevos tramos, además de las capillas a ambos lados del ábside



También se amplió con el espacio que ocupa el coro y la torre



Para lo cual se ocupo el espacio sobreelevado en una calle con una obra de ingeniería admirable



La torre es de planta cuadrada de gruesos muros de sillería en torno a un machón central que contiene una escalera helicoidal



Estas remodelaciones dejaron una bella portada dentro de la iglesia, que consta de una arquivolta abocelada, chambrana e imposta de taqueado jaqués y tímpano con crismón trinitario



Además aparece en la fachada exterior, sin conocida explicación, un fuste de las columnas que decoran el interior del ábside



Sin que falte aparentemente en el conjunto escultórico interior. De gran importancia, con un apostolado en forma de estatuas, columnas pareadas y capiteles que representan hechos del nacimiento de Jesucristo



Los retablos que reune San Martín pertenecen en su mayor parte al s. XVI y entre ellos sobresale el retablo del Altar Mayor



Además cuenta con bonitas capillas a ambos lados del ábside y el coro, todo ello cubierto con magnificas bóvedas de crucería de terceletes



Aloja un Centro de Interpretación de Arte Sacro. Talla de la Virgen de los Remedios, s. XV y Cruz Procesional de bronce con esmaltes de Limoges. s. XII



Iglesia de San Miguel templo románico del s. XII, desamortizado pasó a manos de particulares. Hoy, Salón de Congresos, donde lo que resalta es la puerta (para llorar). Donde antes había un precioso pórtico románico ...



... Pórtico del cual solo queda una fotografía, ya que se vendió por 800 pesetas en 1915 por el obispo de Jaca, al Museo de Bellas Artes de Boston (EE. UU.), donde está expuesto



Iglesia de San Andrés, s. XVI, cerrada al culto. Destaca la portada renacentista, un arco de medio punto sobre pilastras dóricas, tanto el arco como las pilastras aparecen decorados con puntas de diamante y rematando tres escudos de la familia del obispo don Pedro del Frago



Iglesia de Santa María la Mayor, iglesia románica construida sobre una antigua iglesia mozárabe del siglo X a expensas del rey Ramiro II de Aragón y es considerada uno de los edificios religiosos más representativos del arte románico en Aragón



Tuvo por un tiempo la categoría de colegiata. En la fachada occidental destaca la sobrepuerta del atrio y una torre adosada que se corona con pequeños torreones en los ángulos que le da un carácter defensivo y se remata en chapitel con una serie de elementos como pináculos y ventanas de tradición gótica



Pero si esta iglesia destaca sobremanera es por su pórtico occidental, arcos de medio punto con tres arquivoltas que apean sobre otras tantas columnas, sin tímpano, tiene encastradas en el muro, encima de los arcos, dos figuras en relieve que pertenecieron a algún elemento constructivo hoy desaparecido



Está cuajada de figuras que se despliegan en las arquivoltas y en los capiteles de las columnas, mostrándonos un mundo fantástico de seres irreales llenos de viveza



Interior de planta rectangular de una sola nave, consta de seis tramos y finaliza en un ábside semicircular, reforzada por contrafuertes y cubierta con bóveda de cañón ligeramente apuntada



En el s. XVI se amplió con un claustro renacentista






Iglesia de San Felices, también conocida como del Remedio, es una iglesia reconstruida de una del s. XII con una curiosa torre, terminada en forma de tejadillo cónico más propio de las iglesias románicas pirenaicas



Llama la atención la portada norte que se encuentra tapiada y por consiguiente fuera de uso posiblemente desde hace muchos años, con una gran piedra tallada con un crismón trinitario escoltado por ángeles



Iglesia de San Juan es una iglesia situada en la orilla derecha del río Riguel, construida sobre los restos de una antigua necrópolis a finales del s. XII



En una elevación rocosa al oeste de la localidad, que ofrece una bella panorámica. En esta misma roca y sus alrededores pueden verse un buen número de sepulturas antropomorfas talladas en la roca



Las tumbas, fechadas entre los ss. IX y XII, eran cubiertas con losas de piedra y abundan las de población infantil. Está considerada como la mayor necrópolis alto medieval de Aragón



Iglesia de San Lorenzo es una iglesia de arte románico construida a mediados del s. XII. Es de las pocas iglesias románicas con iconografía de su martirio en el tímpano



A la salida del pueblo hacia SOS del Rey Católico, hoy queda tan sólo en pie parte del muro sur, su portada ...



... Y parte de la escalera de caracol de su campanario



Ayuntamiento, edificio renacentista del s. XVI de influencia italiana. La estructura es de planta trapezoidal y de tres pisos por líneas de imposta, construida totalmente en sillar



Plaza del Mercado



Lugar de las tradicionales transacciones comerciales desde la edad media, donde se encuentra la Lonja



Lonja medieval



Plaza de Santa María



Una de las características en las calles de Uncastillo son los denominados callizos o gallizos, pasajes con o sin salida, que cumplen fines diversos como adarves de desagüe, conexión con la fortaleza o acceso a las viviendas



Muchos ejemplos para admirar y disfrutar durante los paseos por sus calles



Gallizo del General




Antigua puerta de acceso a la Judería















La Judería. A partir del s. XII, en Uncastillo, la comunidad judía disponía de un barrio propio vertebrado en torno a un eje central conocido como la Carrera Mayor



Se caracteriza por ser de menos anchura que las calles colindantes de los barrios cristianos



Perdura a día de hoy el arco de medio punto dovelado que emboca con el gallizo de Valero y los huecos donde se atrancaban las puertas en el extremo sur de la calle Barrio Nuevo



La Sinagoga



Este barrio es un espacio dotado de una gran personalidad



Poza del Hielo o Nevero es una construcción de planta circular de recios muros de piedra y cerramiento en forma de bóveda sostenido por dos grandes arcos de sillares que se cruzan en su parte más ancha



Consta de dos aberturas, la puerta de acceso y un vano en la parte superior utilizado para el llenado y el vaciado cuando el hielo o la nieve depositada sobrepasan la altura de la puerta



En tierras de Uncastillo hay un lugar a unos km. del pueblo que es de esos lugares mágicos que se merecen una visita. El despoblado de Sibirana 



Es prácticamente desconocido este conjunto medieval, formado por un castillo defensivo, una pequeña ermita y los restos de un poblado medieval cobijado bajo la protección de la fortaleza



Poblado de unas pocas casas que, desde la alta edad media que quedara abandonado, han sido conquistadas por la vegetación



El poblado rodeaba el roquedo del castillo y una de sus casas, junto a la ermita, ha sido rehabilitada y se usa como refugio de cazadores



El castillo propiamente dicho se asienta en vertiginoso equilibrio sobre un irregular espolón pétreo



Consta de dos torres rectangulares situadas a ambos extremos de la roca, unidas por lienzos de muralla que formaban en mínimo patio que las unía



Destacable la habilidad de los arquitectos para acomodar el sillarejo y solidificarlo con el estrato rocoso



El acceso al recinto y a las torres, se efectuaba a través de escaleras de madera ancladas a la roca bajo la torre oeste, donde se aprecian los mechinales de anclaje y en las propias torres



Su escarpado emplazamiento convertía el castillo de Sibirana en una fortaleza prácticamente inexpugnable



El conjunto medieval se completa con la ermita de Santa Quiteria, en ruina pero que todavía permite ubicar su origen en el s. XII según una inscripción en un sillar junto a la puerta



La portada consta de una arquivolta y un crismón trinitario en el tímpano blanqueado de cal



El ábside de tambor tiene ya una abertura en el sillar que parte el ventanal en vano de medio punto que no augura nada bueno



Cercano y siguiendo las mismas indicaciones que para Sibirana podemos acercarnos a ver otro lugar con mucho atractivo. El Pozo Pigalo



El pozo está formado por dos cortados verticales o "rallas", entre los cuales se embalsa el río Arba



El Arba entra en el pozo formando una cascada, mayor o menor según época del año y caudal



Pero siempre está con suficiente agua para permitir el baño y conformar un bellísimo entorno